Cada vez son más las personas que se deciden a despedir el año corriendo. Nos referimos a las tradicionales carreras del 31 de diciembre, conocidas popularmente como San Silvestre. Reciben este nombre del santoral de esta fecha tan señalada en el calendario. Sea como sea, desde nuestra clínica podológica en Madrid queremos enfatizar que es un gran error salir a correr sin estar debidamente preparado. En estas fechas cometemos grandes excesos, comidas copiosas y bebidas alcohólicas para celebrar la navidad en familia. Por todo esto será más importante, si cabe, prepararse bien antes de apuntarse a estos eventos deportivos.

En nuestro país son muchas las carreras de San Silvestre que se celebran, tanto en ciudades como en pueblos. Cada año el número de participantes crece y se aúnan deporte y fiesta en una carrera que suele rondar los 10 kilómetros y donde se admiten condiciones especiales, como que los corredores acudan disfrazados. Los que no se deciden por el running, se concentran en las calles para ver a los corredores y jalear a los suyos hasta la meta.

Son muchos los que se apuntan a última hora, sin una preparación previa. Por ellos desde Clínica PodoSalud queremos ofrecerte algunos consejos previos por si te estás planteando participar en estas carreras tradicionales.

  1. Correr antes del día señalado, pero nunca justo el día anterior. Es recomendable que unas semanas antes de la carrera salgas para acondicionar tu cuerpo al esfuerzo que le vas a exigir, sobre todo si no estás de correr. Lo más adecuado será ir incrementando la intensidad y la longitud del recorrido poco a poco, hasta que puedas correr los 10 kilómetros de San Silvestre. En cualquier caso, el día anterior dedícalo a hacer estiramientos para prevenir la aparición de lesiones.
  2. Ropa adecuada. Nunca estrenes zapatillas para la carrera, podrían hacerte daño. Debes amoldar tu pisada a la zapatilla que vayas a utilizar antes del día señalado. Es muy importante evitar las heridas, ampollas y rozaduras para que nada se interponga en tu camino a la meta. Lo más adecuado es optar por la ropa técnica que es más traspirable, evitando un peso excesivo.
  3. Comidas previas. No es un buen momento para experimentar, la cena y el desayuno previos serán de vital importancia. Evita la fibra, ya que con los nervios podrías ponerte indispuesto. También deberás evitar las salsas, ya que dan gases. La mejor opción será cenar pasta o arroz hervido o carne a la plancha. En el caso del desayuno, es importante comer al menos dos horas y media antes de la carrera. La mejor alternativa serán los hidratos de carbono, pero evitando la bollería industrial. El café es muy recomendable para estar más despierto y atento durante la celebración de la prueba.