Desde luego la cifra es, cuanto menos, sorprendente. Pero no nos lo estamos inventando, este dato se desprende de un estudio que ha llevado a cabo el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos. En nuestro centro de fisioterapia deportiva en Madrid sabemos bien que es complicado calcular la cifra total de corredores en España. Está claro que con el buen tiempo, el número de runners crece considerablemente. En cualquier caso, sí podemos establecer una media, cada semana salen a correr unos tres millones de personas todo el territorio nacional.

Este deporte se ha convertido en todo un fenómeno social. Sin embargo, según el estudio anteriormente citado, ha supuesto que el número de lesiones deportivas también aumente considerablemente. No hablamos de una cuestión sorprendente, si tenemos en cuenta que el 80% de los corredores pisa mal.

El problema de una pisada inadecuada es que supondrá un importante impacto en el resto del cuerpo del corredor. Especialmente, en zonas concretas de la anatomía como los músculos, huesos, rodillas, caderas o la espalda. Otro problema frecuente con el que nos encontramos, es que son muchos los que deciden comprar unas plantillas sin personalizar para esta práctica deportiva.

La mejor forma de corregir la pisada, en estos casos, será someterse a un estudio biomecánico para saber con seguridad cuál es el defecto en la pisada. Sólo de este modo, se podrán crear unas plantillas personalizadas que nos permitan corregir los posibles defectos al caminar y mejorar el rendimiento del corredor.

Desde Clínica PodoSalud queremos destacar que el calzado es otra pieza clave en el desarrollo de este deporte. Los corredores no deberían atender a ofertas o modas, sino comprar unas zapatillas adaptadas a sus necesidades concretas y específicas. Conocer nuestro tipo de pisada resulta fundamental para elegir el mejor calzado de la oferta disponible.

Sea como sea, el estudio biomecánico de la pisada debe realizarse por un profesional que cuente con la tecnología más adecuada. Algunos centros comerciales están realizando estos estudios de forma gratuita, pero no son tan precisos y, a la larga, pueden suponer un problema más grave.