Prestamos mucha atención a la piel de nuestro cutis o de aquellas zonas que suelen quedar al descubierto. No es de extrañar, porque una piel bonita es sinónimo de higiene y belleza. De hecho, en muchas ocasiones, el estado de la piel puede delatar algún problema de salud. Sin embargo, los pies son una de esas partes de nuestra anatomía que pasa más desapercibida, motivo por el que su cuidado suele relegarse a los meses de verano cuando solemos mostrarlos más a menudo. En nuestra clínica podológica en Madrid hacemos mucho hincapié en la necesidad de cuidar esta parte tan importante de nuestro cuerpo de forma continua.

La estética de nuestros pies no nos preocupa demasiado, ya que la mayor parte del tiempo los llevamos cubiertos con calcetines y zapatos cerrados. Sin embargo, son una parte imprescindible de nuestra anatomía, nos permiten caminar o mantenernos de pie. Desde Clínica PodoSalud te presentamos algunos consejos para que tengas unos pies de anuncio.

  1. Dales descanso: Llevamos un ritmo frenético, de aquí para allá, por ello muchos días al llegar a casa por la noche vemos que los pies están hinchados o nos duelen. La mejor forma de aliviarlos es meterlos entre agua tibia y sales de baño. Posteriormente, puedes masajearlos con algún aceite o crema especial indicada para ellos.
  2. Cuidado con la humedad: Es necesario secar los pies de forma adecuada, después de la ducha, lo que incluye todos sus recovecos. La humedad es una condición esencial para la proliferación de hongos y malos olores.
  3. Utiliza prendas que transpiren: Los calcetines de algodón son la mejor opción, es muy importante cambiarlos a diario.
  4. La hidratación es la clave: igual que haces con tu cuerpo cuando sales de la ducha, es necesario hidratar los pies con abundante crema, ya sabes que existen lociones específicas para esta zona.
  5. Cuidado con las uñas: son otra de las partes fundamentales de los pies, es recomendable llevarlas siempre bien cortadas y limpias para evitar problemas y molestias.
  6. Uno de los grandes problemas de los pies es que pueden generar mal olor, para tratar de ponerle remedio puedes optar por un calzado que traspire para estar por casa, así como optar por alguna solución anti-olor para aplicar a tu calzado cuando llegas a casa y, por fin, te liberas de los zapatos.