Sin ninguna duda, el running es el deporte de moda. Resulta económico, es completo y una gran alternativa para perder peso o ponerse en forma. En cualquier caso, este deporte supone un gran esfuerzo para el tren inferior del cuerpo y puede dar lugar a lesiones, principalmente en los tobillos y las rodillas. La práctica deportiva suele conllevar cierta planificación de la dieta, en función de la actividad y la periodicidad con la que se realiza la actividad física. Tiene sentido, ya que la alimentación puede contribuir en gran medida a minimizar la aparición de lesiones. Como especialistas en fisioterapia deportiva en Madrid te presentamos el tipo de alimentación más saludable para salir a correr frecuentemente.

El número de calorías que se quema al correr es elevado, por ello la alimentación debe ser adecuada. En primer lugar, conviene que haya pasado entre una hora y media y dos horas antes de realizar la actividad, para que la misma no interfiera con el proceso digestivo. Del mismo modo que no es recomendable salir a correr en ayunas para evitar efectos adversos para el organismo.

Desde Clínica PodoSalud queremos resaltar la necesidad de llevar una dieta variada y equilibrada. Además, se han realizado algunos estudios sobre la relación de determinados alimentos y la prevención de lesiones. Las frutas y verduras frescas aportan gran cantidad de vitaminas y minerales. Su presencia en nuestra dieta es fundamental y la carencia de estos nutrientes puede desencadenar calambres musculares, ante la falta de potasio y magnesio. Las proteínas son otro nutriente esencial que debe estar muy presente en la dieta de cualquier corredor, nuestros músculos se componen de proteínas y, por ello, su ingesta contribuye a la recuperación de estos tejidos tras el entrenamiento. Evidentemente, la ingesta de agua será vital para no deshidratarnos, el consumo de líquidos debe producirse durante todo el día con el objetivo de conseguir la hidratación óptima para realizar la práctica deportiva.

Desde el campo de la fisioterapia deportiva en Madrid se recomienda la ingesta de todo tipo de alimentos, contribuyendo a una dieta variada y equilibrada. Otros grandes grupos alimentarios que deben estar presentes en nuestra dieta son: los hidratos de carbono, principal fuente de energía y de consumo obligado para las personas que practican running,  y las grasas insaturadas, como las que se encuentran en los frutos secos o el aceite de oliva crudo. Estas últimas son importantes para la regeneración celular y, también, suponen un importante aporte energético.