En Clínica Podosalud somos especialistas en tratamientos ortopodológicos, una parte de la ortopodología que requiere de profesionales que se formen de manera constante, que estén pendientes de los avances que se produzcan en este campo… Pero, ¿qué es la ortopodología? Vamos a verlo en detalle a continuación.

La ortopodología es la herramienta más importante que usamos para compensar y prevenir las alteraciones biomecánicas. Dicho de otro modo, es la parte de la podología que se encarga de los tratamientos ortopédicos aplicados en el pie. Al igual que la podología, la ortopodología tiene un claro fundamento científico. De hecho, la ortopodología tiene un diagnóstico ortopodológico, unos parámetros clínicos ortopodológicos y un tratamiento ortopodológico propios. Por tanto, va mucho más allá de la mera venta de plantillas estandarizadas y de demás tratamientos no personalizados. Para aplicar un tratamiento ortopodológico hay que hacer previamente un estudio biomecánico y un estudio del calzado.

Materiales utilizados en ortopodología

En este campo hay una innovación constante. Para elegirlo, hay que tener en cuenta el perfil biomecánico, el calzado, el área del pie y la patología del paciente. Teniendo en cuenta las características osteoarticulares y musculares del pie y su biomecánica, lo más recomendable suele ser la combinación de materiales diferentes. A día de hoy no en vano, en el mercado no hay un material único que se adapte a todas las exigencias fisiológicas y biomecánicas del pie.

Tratamientos ortopodológicos más frecuentes

Estos dependen de la exploración, el estudio biomecánico, el diagnóstico, la afectación del pie, las enfermedades sistémicas que padezca la persona, etc. Se puede usar desde un soporte plantar y una ortesis digital de silicona hasta prótesis, soporte-prótesis, férulas supramaleolares, férula Jousto, AFO y DAFO. Todos se aplican de forma personalizada al paciente.

Como te puedes imaginar, es clave hacer un seguimiento de estos tratamientos ortopodológicos. Cada persona y cada tratamiento precisa de un control diferente ya que cada paciente tiene unas características y un patrón diferente. Dicho con otras palabras, no se puede aplicar a todas las personas un misma actuación terapeútica. En resumen, la ortopodología es la parte de la podología que se encarga del tratamiento y rehabilitación de las enfermedades y anomalías del sistema músculo-esquelético del pie.