El estudio de la pisada se ha popularizado en los últimos años. Resulta muy útil para corregir defectos en la forma de caminar u optimizar el rendimiento de los deportistas. El problema es que, al mismo tiempo que la gente es más consciente de la importancia de esta cuestión ha comenzado la competencia desleal. Muchas grandes superficies y tiendas de deportes ofrecen la realización de un estudio biomecánico a bajo coste. A lo que habrá que sumar la confección de las plantillas que sean necesarias en cada caso.

No es una cuestión para tomar a la ligera, ya que un mal diagnóstico o unas plantillas poco adecuadas pueden causar lesiones de gravedad en los pacientes. Por ello, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, la Sociedad Española de Podología Deportiva y la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología aúnan sus fuerzas para combatir el intrusismo en este tipo de tareas.

Estas instituciones han mostrado su preocupación, ya que los estudios de la pisada realizados por personal no cualificado pueden suponer un riesgo para la salud de los pacientes que se someten a los mismos. Evidentemente, estas tareas deberían ser realizadas por un podólogo, personal sanitario que sabrá realizar un diagnóstico adecuado y determinar qué tipo de tratamientos será más adecuado en cada caso.

Hablamos de problemas de salud, una dolencia relacionada con los pies o la forma de caminar puede verse agravada con un tratamiento poco preciso. Del mismo modo que una persona que quiera mejorar su rendimiento deportivo podría lesionarse con unas plantillas no adaptadas a sus necesidades reales.

Los profesionales están tan seguros de los problemas que los estudios biomecánicos no homologados pueden causar que apuestan por ejecutar investigaciones médicas en la materia para desenmascarar el intrusismo laboral y trabajar por la salud podológica de los pacientes. Es importante tener en cuenta que no sólo se pueden agravar los problemas existentes, sino que es posible que puedan originarse nuevas lesiones.

Todas las instituciones implicadas insisten en la necesidad de aportar luz sobre este hecho y concienciar a la población sobre la necesidad de cuidar de sus pies, del mismo modo en que lo hacen con el resto de su organismo. En PodoSalud nos sumamos a este objetivo y no queremos perder la oportunidad de destacar los riesgos de optar por un estudio realizado por personal no cualificado. Ponte en buenas manos, apuesta por equipos profesionales.