Es una de las zonas de nuestro cuerpo a la que menos importancia le damos. Pero, lo cierto es que los pies son capaces de sostener todo nuestro peso corporal y nos ayudan a avanzar y caminar. También, son importantes en el desempeño deportivo. De hecho, como centro de estudio biomecánico en Madrid te contamos que la pisada de un atleta puede corregirse para mejorar su rendimiento. Una de las preguntas que más nos suelen hacer en la clínica es cómo pude evitarse el dolor de pies, pues bien aquí encontrarás la respuesta.

Prestamos atención a nuestra cara, al cuerpo y hasta cuidamos con mimo nuestras manos. Pero, la mayor parte de las veces, los pies nos parecen una cuestión secundaria. Sin embargo, el cuidado de estos últimos es fundamental para evitar problemas que puedan ocasionarnos consecuencias más graves, incluso problemas para caminar. En verano tienen más protagonismo, ya que sacamos las sandalias del altillo del armario y nos olvidamos de medias y calcetines. No es suficiente. El cuidado de los pies debe realizarse durante todo el año. Con este objetivo es recomendable que sigas los siguientes consejos para evitar dolores y otras molestias.

  1. La higiene es una cuestión fundamental, por lo que es adecuado lavar los pies a diario con jabón neutro. Igual de importante será secarlos de forma adecuada, prestando atención a la zona entre los dedos para evitar una infección por hongos.
  2. Hidratación. Del mismo modo que hidratamos otras partes de nuestro cuerpo, no debemos privar a nuestros pies de una buena crema a diario para dotar a la piel de los pies de mayor elasticidad.
  3. Las uñas deben cortarse para evitar heridas al rozar unos dedos contra otros, aunque tampoco demasiado para que no se encarnen. Cuando alguna de las uñas de los pies presenta engrosamiento, es recomendable visitar al podólogo para que determine cuál es la causa.
  4. Utilizar un calzado adecuado. Es importante que no apriete demasiado el pie y que esté fabricado con un material transpirable para que el pie sude lo menos posible.
  5. Los calcetines más adecuados serán los fabricados con fibras naturales, otro factor importante para que los pies suden lo menos posible.

Además, desde Clínica PodoSalud queremos hacer hincapié en el hecho de que las personas diabéticas deben extremar los cuidados de sus pies. Es aconsejable que visiten a un podólogo para que realice una valoración de esta zona corporal. Estos pacientes pueden perder la sensibilidad de los pies con frecuencia o ver afectada su circulación, lo que favorece la aparición de heridas y úlceras. En caso de herida en el pie, también conviene consultar con el especialista.