La temporada de los deportes invernales acaba de comenzar y los amantes de la nieve están deseando desempolvar sus equipos para deslizarse sobre el hielo. El snowboard es uno de los deportes que más ha crecido en los últimos años, es tendencia y cada año cuenta con más adeptos. Podemos establecer que se trata de una actividad divertida, pero hay que tener en cuenta que este deporte puede ocasionar ciertas lesiones, es necesario extremar las precauciones para evitar dañarse en las caídas. Como clínica de fisioterapia deportiva en Madrid sabemos que la posición fija de las piernas en la tabla minimiza el riesgo de lesiones en las rodillas. Sin embargo, las caídas pueden ocasionar lesiones en los brazos y hombros. Entre las lesiones más frecuentes podemos destacar las fracturas de muñeca, clavícula y lesiones de hombro.

Cuando se producen cambios brucos de dirección, durante la práctica de snowboard, puede darse el caso de producirse un esguince de ligamento lateral interno. Dicho ligamento se localiza en la parte interna de la rodilla y contribuye a la estabilidad de la misma. En este tipo de lesión podemos distinguir tres grados diferenciados: la distensión del ligamento, la rotura parcial del ligamento o la rotura total del ligamento. Los síntomas varían en función del grado de la lesión: dolor, inflamación y hematoma. En caso de una lesión de grado III, la más grave, puede producirse una disminución de la movilidad debido al dolor intenso o, incluso, inestabilidad en la articulación.

En Clínica PodoSalud sabemos que una de las lesiones más frecuentes en la práctica de snowboard es el esguince de muñeca. Este problema se produce por una distensión o sobre estiramiento, también puede producirse por una rotura en los ligamentos. Esta lesión es bastante frecuente, ya que al caer tendemos a frenar el impacto con las manos. En cuanto a los síntomas podemos señalar que se produce dolor, inflamación, reducción de la movilidad en la articulación, sensibilidad en la zona, etc.

Las caídas también pueden originar alguna lesión en los hombros, como es el caso de la luxación. Nos referimos a la lesión que se produce con la salida de la cabeza humeral de la cavidad glenoidea, pudiendo darse en la parte anterior o posterior. Desde nuestra experiencia en la aplicación de fisioterapia deportiva en Madrid destacamos los siguientes síntomas: deformidad en la articulación, dolor, inflamación, hematoma, inestabilidad, etc. Cuando se produce algún problema practicando un deporte, que origina dolor o problemas de movilidad, se deberá suspender la práctica deportiva y acudir a un médico para que establezca el alcance de la lesión.