No revisamos la salud de nuestros pies, tal y como hacemos con otras partes importantes de nuestro organismo. Lo que es, a todas luces, un gran error. Si has observado que tus zapatos se desgastan de una forma anómala o tienes alguna molestia al caminar ha llegado el momento de acudir a un podólogo a consultar si hay algún problema. En nuestro centro de fisioterapia deportiva en Madrid sabemos bien que el estudio biomecánico de la pisada es una cuestión fundamental para los deportistas, se encuentren o no en la élite.

Ya hemos dejado atrás las navidades y en esta época nos proponemos mejorar nuestros hábitos alimentarios y hacer más deporte. Por ello, en esta época son muchos los que se dan cuenta que después de una sesión de running aparecen las molestias. Lo primero que debemos tener presente es que cada deportista pisará de una manera diferente, en función de cómo reparta las presiones y el peso total de su cuerpo.

No importa si eres atleta profesional o si sales a correr de forma ocasional. De hecho, si eres de estos últimos es más importante que te sometas a un estudio de la pisada, ya que esta actividad nueva para ti podría ocasionarte alguna lesión o problema en las extremidades inferiores. Esta sencilla prueba puede ayudarte a poner tus pies a punto para afrontar estos nuevos retos deportivos. Esta es, sin duda, la mejor forma de prevenir la aparición de lesiones y otros problemas derivados de la práctica de determinadas actividades deportivas.

Sin embargo, desde Clínica PodoSalud queremos destacar que el beneficio más importante de esta prueba de la pisada será la posibilidad de mejorar el rendimiento deportivo durante la carrera o el entrenamiento. Se trata de una técnica muy sencilla que permite a los podólogos conocer la morfología del pie del paciente, así como sus características más específicas.

Conocer todos estos datos nos permite trabajar en la protección del pie del corredor. Algo fundamental para corregir problemas que puedan desencadenar todo tipo de lesiones o molestias en esta zona de nuestra anatomía. El diagnóstico será fundamental para diseñar los tratamientos personalizados más avanzados.