Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, llega el momento de preparar nuestros pies para la época estival. El calzado es más ligero, mostrando esta zona de nuestro cuerpo y desterramos los calcetines al fondo del armario. Cuando el calzado de verano vuelve a salir a la luz, es el momento de visitar al podólogo. Antes de las vacaciones conviene cuidar esta zona, sobre todo si queremos lucir la típica foto de nuestros pies en la playa o en la piscina. Desde nuestra experiencia como una de las clínicas del pie en Madrid te presentamos algunos consejos adecuados para presumir de esta parte de nuestra anatomía durante las próximas vacaciones. 

Hablamos de una de las zonas más olvidadas, sobre todo en invierno si tenemos en cuenta que no solemos mostrarla con frecuencia. Existen diferentes problemas que pueden afectar a nuestros pies y que resulta aconsejable tratar antes de volver a los zapatos de verano. Desde PodoSalud Clínica te presentamos algunos de los padecimientos más frecuentes y desagradables para los pacientes:

  1. Grietas: Aunque pueden afectar a cualquier parte del pie, suelen localizarse frecuentemente en los talones. La mayor parte de las veces no se le otorga importancia a este asunto, pero puede desencadenar dolor y otras patologías en el pie. Visitar una clínica podológica puede ayudar a solucionar el problema. Lucirás unos pies cuidados y saludables para sacarles fotos durante las próximas vacaciones.
  2. Mal olor: El calzado es más abierto, pero también nos quitamos los zapatos con frecuencia para disfrutar de un rato de diversión en la playa o en la piscina. El mal olor puede ser una de las causas que merma la autoestima de las personas que lo padecen y suele estar relacionado con el sudor. Existen diferentes tratamientos para solucionar este problema, pero entre los cuidados imprescindibles para conseguirlo podemos destacar la higiene personal y el uso de calzado que permita la transpiración del pie.
  3. Hongos: El uso de calzado inadecuado y calcetines durante todo el invierno puede favorecer el ambiente húmedo y caliente ideal para la proliferación de estos microorganismos que pueden alterar la salud de tus pies, dañando tus uñas. Una vez más, aplicar el tratamiento más eficaz es la mejor baza para acabar con los problemas podológicos de raíz.

Una visita al especialista es el mejor modo de comenzar el verano con unos pies bonitos y saludables, seguro que los enseñarás mucho durante tus próximas vacaciones. Prepárate para el piestureo y no dudes en subir tus fotos a las redes sociales.