La diabetes de tipo 2 es una enfermedad metabólica que afecta a más del 13% de la población española o, lo que es lo mismo, a más de cinco millones de personas. Esta patología se produce como consecuencia de la inacción de la hormona insulina, que se genera en el páncreas. La consecuencia de este problema es que se elevan los niveles de glucemia en sangre. En nuestro centro, especializado en el estudio biomecánico en Madrid, sabemos bien que los síntomas de esta enfermedad tienen una incidencia especial en los pies y, por ello, debemos extremar los cuidados en esta zona.

Entre los principales síntomas de esta patología podemos destacar los siguientes:

  1. Alteración de la presión arterial, dificultando la circulación y afectando especialmente a las extremidades.

  2. Puede generar problemas de visión.

  3. Deteriora, de forma progresiva, la sensibilidad y la neuropatía periférica.

  4. Incrementa el riesgo de úlceras, especialmente en zonas de presión.

Los pies son una de las zonas de riesgo en pacientes con esta dolencia, ya que resultan parte esencial de la bipedestación y la marcha. El podólogo juega un papel fundamental en el cuidado de los pies de pacientes con diabetes. Estos profesionales sanitarios pueden someter a los pacientes a cuidados preventivos para evitar los problemas que la enfermedad puede causar en esta parte de nuestra anatomía.

El protocolo de actuación de los pacientes con diabetes incluye tareas como realizar una valoración de los pulsos distales o la evaluación de la sensibilidad al tacto o al dolor. Además, durante las exploraciones les permite detectar los puntos de sobrecarga. Teniendo en cuenta todas estas cuestiones, se puede prevenir la aparición de lesiones ulcerosas.

Las úlceras son uno de los problemas más frecuentes que suelen desarrollarse en el pie diabético. Sin embargo, estos problemas pueden desencadenar complicaciones. Tal es así, que cada año se realizan numerosas amputaciones de pies por este motivo. Este hecho viene a afirmar la importancia de los tratamientos podológicos en pacientes con diabetes.

En Clínica PodoSalud queremos hacer hincapié en la necesidad de aplicar los cuidados específicos a los pies diabéticos, con el fin de evitar problemas de mayor consideración. En estos casos, se vuelve fundamental utilizar un calzado adecuado, que no quede demasiado ajustado para evitar la aparición de llagas.