A todos se nos han dormido los pies alguna vez. Sólo son unos segundos pero resulta muy molesto. De hecho, muchos pacientes que acuden a nosotros para someterse a un estudio biomecánico en Madrid nos preguntan cuáles son las causas de este problema. Para entenderlo mejor, vamos a analizar qué lo origina, cuáles son los síntomas y cómo puede evitarse.

 

¿Por qué se duermen los pies?

Lo cierto es que existen dos razones para que se duerman los pies. La primera es de origen nervioso y la segunda de origen vascular. Sea cual sea la causa, los síntomas son los mismos. Podemos compararlo con lo que pasa cuando pisamos la manguera de un jardín accionada y vemos como la cantidad de agua que emana de ella disminuye. Lo mismo ocurre con nuestras extremidades, sobre todo en el caso de las manos y los pies, cuando se produce una alteración de los nervios o en los vasos sanguíneos. En estos casos surge la parestesia que es la sensación de adormecimiento, hormigueo y entumecimiento en manos y pies.

 

¿Cómo solucionar el problema?

Uno de las causas más frecuentes de la parestesia es el uso de un calzado inadecuado. Cuando los zapatos que llevamos no respetan ni la morfología ni la forma de nuestros pies, pueden apretarnos durante muchas horas al día y terminar generando el adormecimiento.

En cuanto a los problemas vasculares, la mejor forma de prevenir la mala circulación es caminar cada día. También ayuda hacer una serie de ejercicios con los pies cuando estamos sentados. Podemos hacerlos rotar en el sentido de las agujas del reloj y en el sentido opuesto.

Desde Clínica PodoSalud queremos destacar que para acabar con el problema, lo más adecuado será acudir a un especialista que realice un diagnóstico adecuado. Sólo de este modo, podrás evitar o minimizar las causas que provocan la parestesia. El médico que puede realizar el diagnóstico correcto será un neurólogo o un médico vascular en función de dónde se localice la causa del adormecimiento. Llevar una vida saludable y usar un calzado adecuado puede ayudarnos a combatir los efectos.