Con la llegada de la primavera comenzamos a utilizar prendas más ligeras. Es normal, las temperaturas comienzan a subir y necesitamos estar más cómodos y frescos. Lo mismo ocurre con los zapatos, es el momento ideal para ponernos sandalias u otro tipo de calzado abierto. Factor que contribuye a que las mujeres se pinten las uñas de los pies, ya que pronto comenzarán a enseñarlas. Sin embargo, según nuestra experiencia como clínica del pie en Madrid, existe un desconocimiento generalizado sobre los problemas que pueden derivar de un mal uso de estos cosméticos.

Evidentemente, la laca de uñas no dura eternamente en perfecto estado. Por lo que habrá que despintar las uñas para aplicar la pintura de nuevo. También, podemos querer cambiar de color y, en este caso, deberemos realizar el mismo procedimiento. Lo más habitual para eliminar los restos de pintura es emplear acetona, lo que muchas veces no sabemos es que este producto es perjudicial para nuestras uñas, pues elimina la capa ungueal. Afortunadamente, podemos aplicar quitaesmaltes libres de acetona, sin duda, la opción más recomendable.

No todas las lacas cuentan con la misma calidad, si aplicamos un producto de baja calidad o con colores fuertes es posible que la uña termine con un aspecto amarillento, que puede confundirse fácilmente con un problema de hongos. En estos casos, la mejor opción será visitar al podólogo para que realice un diagnóstico adecuado.

Cuando la pintura de uñas no se aplica de forma correcta, puede darse la situación de que entre la uña y la capa de pintura se genere humedad, lo que favorece la proliferación de hongos.

Algunos esmaltes han sido pensados para que duren mucho más tiempo, es lo que se conoce como lacas permanentes, que se mantienen hasta tres meses. El problema de este tipo de pinturas es que contribuyen a aumentar el grosor de la uña, lo que puede provocar lesiones ante el roce de la misma con el calzado. El proceso para eliminar el color resulta muy abrasivo, por lo que es aconsejable no excederse en su uso.

Desde Clínica PodoSalud queremos destacar la importancia de utilizar esmaltes de calidad y comprobar la fecha de caducidad de estos productos para cuidar la salud de nuestras uñas. Hay que tener en cuenta que unos pies bonitos serán aquellos que se encuentran en buen estado, sin durezas, callosidades o problemas en las uñas.