Todos, en mayor o en menor medida, hemos sufrido dolor de espalda alguna vez. Bueno para ser más exactos, según revela un estudio del Instituto George de Salud Global en Sidney, una de cada tres personas sentirá dolor de espalda en algún momento de su vida. En nuestra clínica podológica en Madrid vemos a muchos pacientes con problemas en la espalda, pero que no relacionan esta dolencia con sus pies. Esto es un error, el dolor en los tobillos, las rodillas, la cadera o la espalda puede tener su origen en la parte más baja de nuestra anatomía.

Los problemas más habituales en los pies pueden desencadenar otro tipo de dolor, la mejor forma de detectarlos serán los estudios biomecánicos. Hablamos de una parte de nuestro cuerpo que, la mayoría de las veces, es la gran olvidada. Sin embargo, nos sustentan, nos permiten caminar. Por ello, no es difícil comprender que de la salud de nuestros pies dependerá que el resto de partes que conforman el aparato locomotor funcionen correctamente.

El podólogo puede realizar diferentes pruebas para realizar un diagnóstico adecuado, sólo de este modo se podrá relacionar de forma correcta cuál es el origen del dolor de espalda. El estudio biomecánico de la pisada es una de las pruebas más indicadas, ya que permiten analizar los datos pertinentes. Siempre que surjan problemas con la pisada, se podrán corregir mediante el uso de plantillas personalizadas. Las plantillas que no estén fabricadas específicamente para esos problemas pueden ser contraproducentes, no sólo no aliviarán el dolor, sino que incluso podrán agravarlo.

En definitiva, una pisada deficiente puede acarrear muchos problemas de salud en otras partes de nuestra anatomía. Así que es importante saber cómo es nuestra pisada y cómo podemos corregirla, en caso de ser necesario. En Clínica PodoSalud trabajamos con los mejores materiales para fabricar las plantillas terapéuticas más efectivas. Además, contamos con fisioterapeutas deportivos para tratar todas aquellas lesiones que puedan surgir durante la práctica de ejercicio físico.

Entre la gran cantidad de patologías del pie que existe, varias pueden derivar en dolor de espalda. Podemos destacar la fascitis plantar, los pies planos o los pies cavos. Si sufres dolor en la espalda, siempre puedes visitarnos para conocer cuál es el origen de estas molestias.