La mayoría de las mujeres están dispuestas a sufrir por lucir unos zapatos de tacón bonitos. Es evidente que este calzado estiliza la figura femenina y resulta un complemento ideal para estar más elegante en una celebración. Pero, no es oro todo lo que reluce, desde nuestra clínica podológica en Madrid te contamos que estos zapatos pueden causar numerosas lesiones o alteraciones posturales, sobre todo cuando se utilizan durante tiempos prolongados. De hecho, las mujeres padecen muchos problemas en sus pies, con un porcentaje bastante superior al de los hombres, y el principal motivo de este dato es consecuencia del uso de tacones.

En cualquier caso, los problemas por el uso de tacones no sólo se reflejan en los pies, sino que pueden ocasionar lesiones y molestias en otras partes de nuestro cuerpo como las rodillas, los tobillos o la espalda. Caminar con zapatos de tacón supone que el peso corporal se sustente sobre los dedos de los pies, lo que nos obliga a adoptar malas posturas para equilibrar dicho peso. Desde Clínica PodoSalud te contamos cuáles son los problemas más frecuentes de utilizar zapatos de tacón:

  1. Juanetes: Además de la altura del zapato, el hecho de que el mismo sea demasiado estrecho es otro condicionante para su aparición. Este padecimiento supone que el dedo pulgar del pie se vaya desviando hacia dentro, llegando en ocasiones a sobreponerse sobre el siguiente dedo. Evitar el calzado estrecho es una buen forma de sortear su aparición.
  2. Esguince de tobillo: Los tacones aumentar el riesgo de sufrir esta dolencia, ya que reducen la movilidad y flexibilidad del tobillo.
  3. Neuroma de Morton: El exceso de presión en la parte delantera de los pies, que se produce como consecuencia del uso de tacones puede provocar la compresión de los nervios plantares ocasionando inflamación en la zona y la aparición de fibrosis y disminución del riego sanguíneo.  
  4. Dedos de martillo: Es una deformidad en la que los dedos de la pies adquieren forma de garra. Además de ser más frecuentes en personas que usan zapatos de tacón, también es recomendable evitar el calzado que cuenta con una parte delantera demasiado estrecha.  
  5. Dolor de espalda o cervical: Para equilibrar el peso corporal con el uso de zapatos de tacón, tendemos a aumentar la curvatura lumbar y adelantar la cabeza, lo que puede provocar dolores y molestias en la espalda y la zona cervical.

El uso de calzado excesivamente plano tampoco es recomendable, ya que se presiona más el tendón de aquiles y puede aparecer fascitis plantar. Lo más recomendable es utilizar un tacón que oscile entre los 3 y los 5 centímetros.