El rendimiento deportivo de cualquier persona puede verse modificado, en función del tipo de zapatillas deportivas que utilice. No todos pisamos de la misma forma, probablemente te habrás dado cuenta que gastas el calzado más por un lugar que otro, un factor que puede indicar que no pisas de la forma adecuada. La mejor manera de conocer tu tipo de pisada es realizar un estudio biomecánico en Madrid, de este modo podrás saber si eres pronador o supinador y, así, elegir el tipo de calzado que mejor se adapte a tus necesidades.

Aunque es cierto que existen en el mercado zapatillas específicas para pronador y supinador, conviene señalar que el control de pronación y supinación de este calzado es estándar. En el caso de que este grado no se corresponda con tus necesidades específicas, el remedio podría ser peor que la enfermedad. Por ello, desde Clínica PodoSalud queremos destacar la necesidad de realizar un estudio biomecánico más exhaustivo. Si las zapatillas específicas no se adaptan a tu tipo de pisada, siempre podrás optar por un calzado neutro donde colocar una férula ajustada a las necesidades de cada pie.

Se trata de una acción muy sencilla y adecuada, capaz de modificar la tendencia desfavorable que pueda realizar el pie durante la pisada, influyendo notablemente en la marcha. En los últimos tiempos parece que estos conceptos se han puesto de moda, desarrollándose la posibilidad de realizar estos estudios en centros deportivos. En cualquier caso, es una cuestión que debe someterse a un estudio riguroso y debe ser llevado a cabo por un profesional para conseguir los mejores resultados posibles.

  • Pronador: La pisada se produce dejando el peso sobre la parte interior del pie, desgastando en mayor medida sus zapatillas en esta zona, este efecto tiene lugar como consecuencia de correr con las piernas juntas. Es la pisada más frecuente entre los atletas.
  • Supinador: El proceso contrario al pronador, el desgaste de las zapatillas se producirá por la parte más externa, tienen tendencia a correr con las piernas más separadas.
  • Pisada neutra: Se produce un desgaste homogéneo de la suela, es el resultado de una pisada plana, sin mayor incidencia en la zona exterior o interior del pie.

Si quieres someterte a un estudio biomecánico de la pisada en Madrid, no dudes en visitarnos, nuestros especialistas te orientarán hacia la mejor solución de calzado para tus necesidades concretas.