No somos conscientes de la gran cantidad de información que la huella de nuestros pies puede aportar sobre nuestra salud podológica. Tendemos a pensar que las plantas el pie son todas iguales, en menor o en mayor medida, pero lo cierto es que sí hay diferencias. Según nuestra experiencia en el servicio de estudio biomecánico en Madrid, podemos afirmar que la morfología del pie nos permite conocer los problemas que podemos tener en los pies, las rodillas o la cadera. Así como el riesgo que ese paciente tiene de sufrir lesiones en el futuro.

En cualquier caso, conviene advertir que en el estudio biomecánico del pie se tienen en cuenta otros aspectos más allá del análisis plantar. Como ya hemos abordado en entradas anteriores, un estudio de la pisada completo es la mejor herramienta con la que cuenta un podólogo para analizar la pisada y diseñar unas plantillas personalizadas en caso de ser necesarias.

Para analizar la huella del pie de un paciente existen diversas metodologías. Por su parte, la baropodometría es una de las más utilizadas por los podólogos. Esta prueba junto con otras relacionadas, permite a los especialistas conocer datos como cuáles son las fases del movimiento que realiza esta parte de nuestra anatomía durante la marcha.

No debemos acudir al podólogo sólo cuando tenemos molestias en la zona. Al contrario, lo más adecuado es someterse a pruebas periódicas que nos permitan determinar los posibles problemas que pueden surgir en nuestras articulaciones inferiores. El estudio de la huella plantar, está recomendado en todos los casos, da igual si eres deportista o no. Puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida. Además, es la mejor arma de prevención contra las posibles lesiones que puedan surgir en el día a día por una pisada inadecuada.

No existen dos pies iguales, ni tampoco dos pisadas. Desde Clínica PodoSalud queremos destacar la importancia de corregir la pisada para prevenir lesiones, no sólo del pie sino de otras partes que puedan verse afectadas por tu forma de caminar. La información es vital para prevenir lesiones y otros problemas que puedan surgir con el paso del tiempo. Habrá que repetir el estudio biomecánico con el tiempo para comprobar la eficacia del tratamiento.