Las bajas temperaturas están azotando a gran parte de la Península estos primeros días de 2019. El termómetro cae por debajo de los 0º C en algunas zonas y los ciudadanos empiezan a acusar las consecuencias. Una de ellas, tratable en nuestra clínica podológica en Madrid, son los sabañones en los pies. Vamos a ver de qué se trata.

Las zonas del cuerpo que más sufren los cambios de temperatura son la nariz, las orejas y los dedos de las manos y de los pies. De forma repentina experimentan una bajada de temperatura a nivel local y pueden aparecer problemas de circulación ya que las venas son más finas en estas zonas.

Los sabañones, también conocidos como eritema pernio, son una inflamación de la piel y vasoconstricción en la circulación periférica que produce picor y dolor. Se produce por someter determinada parte del cuerpo, en este caso los pies, a un frío y humedad prolongados.

Como curar los sabañones

El primer síntoma que nos ha de alertar son unas lesiones de color rojo-azulado que desaparecen si presionamos y que están muy frías al tacto. Puede aparecer además sensación de picor y dolor.

Una de las causas más frecuentes de los sabañones es usar un calzado inadecuado. En Clínica Podosalud te recordamos que usar en invierno un calzado más indicado para el verano (zapatillas de tela o bailarinas) puede hacer que nos acaben saliendo sabañones.

Como curar los sabañones de los pies:

  • Utilizar calzado de invierno que proteja los pies del frío.
  • Poner calcetines gruesos que calienten. Por ejemplo, con el interior de felpa o técnicos para zonas de montaña. Hay que evitar las medias finas o los calcetines tipo ejecutivo.
  • Al final del día, masajear la zona de los pies si están fríos para estimular la circulación. Aprovecha y aplica alguna crema para mantener la piel hidratada.
  • No acercar repentinamente manos o pies fríos a fuentes de calor como estufas o radiadores. Hazlo siempre de manera progresiva.

Si fumas o consumes alcohol con regularidad ten en cuenta que pueden empeorar los síntomas. Modera el consumo en épocas de frío.