Todos sabemos que los niños crecen a pasos agigantados, la ropa y el calzado enseguida dejan de servirles y tenemos que renovar su vestuario. Desde nuestra clínica podológica en Madrid, te contamos que los pies de los más pequeños de la casa crecen entre los 7 y los 8 milímetros cada tres meses. Es un dato a tener en cuenta, ya que el calzado debe ser adecuado a todas las edades, pero más si cabe durante el período infantil, cuando los pies se encuentran aún en desarrollo. Por todo ello, podemos adquirir zapatos amplios (que no grandes) que permitan el crecimiento del pie sin hacerles daño. En el caso de los bebés debemos poder introducir un dedo por la parte posterior del zapato, mientras que para niños que caminan será necesario asegurarse de que el zapato no le aprieta. […]