Siempre hacemos mucho hincapié en la necesidad de elegir un calzado adecuado. Quizá no prestemos mucha atención a nuestros pies, pero se trata de una cuestión fundamental para evitar problemas de salud. Si elegimos un zapato que no permita la traspiración del pie, este sudará de forma excesiva, dando lugar a la aparición de hongos. Se trata de un problema frecuente. De hecho, en nuestra clínica podológica  es una de las patologías más comunes entre nuestros pacientes. La cifra es cuanto menos sorprendente, hasta el 15% de la población padece este problema. […]