Los pies son una de las partes de nuestra anatomía más vulnerables al frío. Con la bajada de las temperaturas y la aparición del hielo se vuelve de vital importancia llevar unos buenos calcetines y un calzado que mantengan el calor. Sentir frío en esta zona es mucho más fácil en esta época del año cuando caminamos sobre pavimentos congelados, lo que muchas veces no tenemos en cuenta es que esto puede tener consecuencias negativas para nuestra salud podológica. Desde nuestra experiencia como clínica del pie en Madrid te contamos que con el frío pueden aparecer los sabañones. […]