Prestamos mucha atención a la piel de nuestro cutis o de aquellas zonas que suelen quedar al descubierto. No es de extrañar, porque una piel bonita es sinónimo de higiene y belleza. De hecho, en muchas ocasiones, el estado de la piel puede delatar algún problema de salud. Sin embargo, los pies son una de esas partes de nuestra anatomía que pasa más desapercibida, motivo por el que su cuidado suele relegarse a los meses de verano cuando solemos mostrarlos más a menudo. En nuestra clínica podológica en Madrid hacemos mucho hincapié en la necesidad de cuidar esta parte tan importante de nuestro cuerpo de forma continua. […]