El verano es una época dura para nuestro pies, hace calor y cambiamos los zapatos cerrados por otros más abiertos dejándolos al aire después de mucho tiempo ocultos. Esta exposición hace que se incrementen los riesgos, siendo más sencillo que se vean afectados por cualquier patología. Ni que decir tiene que la temporada de baños, en playas y piscinas, también puede terminar por pasarles factura. Según nuestra experiencia como clínica especializada en la cirugía del pie en Madrid, sabemos que durante la época estival el porcentaje de dolencias en esta parte de nuestro cuerpo se incrementa considerablemente. […]