Generalmente, durante todo el año no nos preocupamos en exceso de nuestros pies. Pero con la llegada del buen tiempo y el calor, descubrimos esta parte de nuestro cuerpo. Calzado fresquito, chanclas o sandalias, son nuestro atuendo más habitual. Además, en nuestra clínica podológica en Madrid, sabemos bien que en esta época del año la actividad se multiplica. Aprovechamos para hacer más actividades al aire libre, vamos a la playa, etc. Por todos estos motivos es habitual que en verano nuestros pies se sequen, agrieten y descamen. […]