Algo tan insignificante como el modo en que desgastamos los zapatos dice mucho de nosotros. Sobre todo, aporta mucha información relacionada con el modo en que caminamos. En cualquier clínica podológica en Madrid podrán sacar muchas conclusiones con las deformidades que se van generando en nuestro calzado con el paso del tiempo y el uso del mismo. Resulta evidente que la calidad del calzado también determinará el modo en el que se produce dicho desgaste. Es cierto que el buen calzado tarda más tiempo en deteriorarse, pero también lo es que el desgaste en sí mismo está relacionado con nuestra forma de caminar. […]