Nos incomoda el sudor, después de hacer deporte o cuando sudamos porque hace demasiado calor nos duchamos para sentir nuestra piel limpia y fresca. Pero, lo cierto es que la sudoración es necesaria para mantener estable nuestra temperatura corporal. También podemos sudar cuando la temperatura es alta o cuando estamos sometidos estrés emocional o físico. Ninguna de estas opciones es un problema, pero algunas personas sufren sudoración excesiva, lo que se conoce como hiperhidrosis. En nuestra clínica podológica en Madrid hemos tratado muchos casos de esta patología en los pies, lo que puede convertirse en un problema, ya que los pies con el exceso de humedad pueden dar lugar a malos olores. […]