Los faraones egipcios fueron los primeros en preocuparse por la salud de sus pies, ya que al parecer contaban con cuidadores para esta parte específica de su anatomía. Así que podemos establecer los orígenes de la podología en esta cultura egipcia, tan fascinante. Los primeros indicios de este hecho se obtuvieron en un bajo relieve del año 2400 a.C. donde se aprecia una operación de un dedo. También se han hallado diversos jeroglíficos que revelan cuestiones relacionadas con la reflexología podal. Evidentemente, esta disciplina ha evolucionado notablemente en estos años hasta llegar a los tratamientos modernos y novedosos como nuestro estudio biomecánico en Madrid. […]