La onicomicosis o presencia de hongos en las uñas de los pies constituye un problema molesto que, además, afecta a la estética de esta parte de nuestro cuerpo. Como centro especializado en la realización de tratamientos de cirugía del pie en Madrid, conocemos bien las técnicas disponibles en el mercado para acabar con este problema. El ritmo vertiginoso al que evoluciona la tecnología ha hecho posible la aparición de aparatos de última generación, lo cual nos permite mejorar los resultados obtenidos en diversos tratamientos. Buen ejemplo de ello es el tratamiento con láser para eliminar los hongos de las uñas del pie.

Esta técnica innovadora es, relativamente, nueva en nuestro país. Si bien es cierto que todavía no está demasiado extendida, a pesar de sus beneficios para la onicomicosis. Es un tratamiento ligeramente más caro que las técnicas convencionales, así que las personas que se decantan por probar el tratamiento láser suelen ser aquellas que presentan los cuadros más severos. Desde Clínica PodoSalud queremos presentarte algunas de las ventajas de apostar por el láser para eliminar los hongos de las uñas de los pies:

  • Se reduce notablemente el número de aplicaciones necesarias.
  • No se trata de un tratamiento invasivo, su aplicación no implica ningún tipo de riesgo para las personas a las que se someten a esta técnica. Por ello, no encontraremos limitaciones de edad, siendo accesible para todo tipo de paciente.
  • Los tratamientos para combatir las infecciones por hongos suelen prolongarse en el tiempo, la ingesta de estos productos es perjudicial para la salud humana, ya que puede perjudicar el hígado.

Desde nuestra experiencia en la aplicación de tratamientos de cirugía del pie sabemos bien la dificultad que entraña eliminar los hongos de forma definitiva, recuperando además el aspecto anterior de la uña. En el caso del tratamiento láser contra la onicomicosis, el porcentaje de efectividad se incrementará. El mismo oscilará entre el 70 y el 90% en función de las características de cada paciente y de cada problema en concreto. Su aplicación es rápida e indolora, el número de sesiones necesarias disminuye, aunque su precio es ligeramente superior al de los tratamientos convencionales.