Todo el mundo ha escuchado hablar de este problema, pero, ¿cuál es el tratamiento para pies planos? ¿Cómo podemos solucionar este inconveniente? Vamos a tratar de explicártelo en este nuevo post de nuestro blog. Esperamos que os sea de utilidad y sirva para responder cualquier duda que puedas tener. ¡Comenzamos!

A diferencia de lo que ocurre con los pies cavos, los pies planos se caracterizan por la ausencia de un arco longitudinal plantar típico de un pie normal. Este problema tiene una consecuencia bastante típica: un pronunciado aumento de la anchura del pie en la zona media.

¿Y cuál es el motivo por el que aparecen los pies planos? Principalmente porque se da un debilitamiento de los tejidos que sujetan las articulaciones del pie. Esto puede darse por el paso de los años, pero también por lesiones, enfermedades o por un uso excesivo de los tendones como consecuencia de la práctica deportiva intensa y con mucha regularidad.

Síntomas y tratamiento para pies planos

El desarrollo de nuestros pies tiene lugar a partir de los dos o los tres años. Antes resulta prácticamente imposible detectar esta anomalía. Además, lo más normal es que no tenga lugar ningún episodio de dolor (en algunos casos documentados, sí), por lo que es todavía más difícil su diagnóstico hasta pasados los años, llegando incluso a edades adultas. Podríamos decir que las principales señales de este inconveniente son:

  • Dolor muscular que aparece en la zona interna de la pierna por un uso excesivo de la fascia plantar. Esto puede derivar en tendinitis y episodios de dolor severos.
  • Dolor de espalda por culpa de un pinzamiento en la zona dorsal. Como consecuencia, se puede derivar en artrosis.

Y entonces, ¿cuál es el tratamiento para pies planos? ¿Cómo podemos evitar estas situaciones? En primer lugar, el uso de calzado adecuado que se adapte por completo a nuestra pisada. Es altamente recomendable utilizar plantillas en los pies hechas a medida que sean cómodas y de calidad.

En casos de que el problema se haya detectado en edades infantiles, será fundamental ponerse en manos de un podólogo especializado. En los niños, el tratamiento para pies planos puede centrarse en la realización de ejercicios concretos o también en el uso de plantillas terapéuticas que llegan a conseguir modificar la alineación del pie.