Una de las preguntas más típicas de los padres cuando tienen que comprar calzado para sus pequeños: ¿Cómo podemos calcular la talla de zapatos para niños sin equivocarnos? Una duda bastante recurrente que necesita respuesta. Ten presente que un tallaje inadecuado, ya sea pequeño o grande, puede ser el origen de distintos problemas en los pies de nuestros hijos.

La infancia es una etapa de formación. En los primeros años de vida, se desarrolla la mente y el cuerpo de las personas. Es por ello que las decisiones que tomemos en estas etapas tempranas pueden afectar al futuro adulto. El calzado es un punto importante para crecer con pies sanos. En un post anterior, ya os explicamos por qué nuestros hijos no deben heredar calzado, ni siquiera de sus hermanos.

Del mismo modo que sus zapatos deben ser suyos, estos tienen que ser del tamaño adecuado. Tanto si son excesivamente pequeños como grandes, pueden ser el origen de toda clase de inconvenientes en el futuro. Es un tema al que hay que prestar atención.

Entonces, ¿cómo calcular la talla de zapatos para niños?

Muchos padres se afanan en apretar la puntera de la zapatilla para ver dónde llega el dedo. Otros meten un dedo por la parte del talón. Son medidas muy tradicionales, pero no siempre son precisas. Valen únicamente como orientación, pero no las tenemos que tomar como una ciencia exacta. No hay que olvidar que la puntera puede no ser blanda o que el dedo gordo no es siempre el más largo del pie. Lo más importante es que el calzado se adapte al pie de nuestro hijo.

Por ello, para calcular la talla de zapatos para niños te proponemos dos maneras mucho más fiables y precisas:

  1. Extrae las plantillas del zapato (cuando sea posible) y mídelas con el pie del niño encima. Al hacerlo, nos debería sobrar alrededor de un centímetro de largo. Además, la parte más ancha de la plantilla ha de coincidir con la más ancha del zapato.
  2. La segunda alternativa para calcular la talla de zapatos para niños es que dibujemos el contorno de su pie en un papel o cartulina de manera precisa. Lo recortaremos con cuidado y lo introduciremos en el calzado para ver si encaja bien.