El cuidado de los pies es muy importante para mantener la salud de los mismos. Como especialistas en podología y fisioterapia deportiva en Madrid, somos conscientes de las consecuencias que puede conllevar no cuidar los pies de forma adecuada, y hoy queremos hacer especial hincapié en la humedad como uno de sus principales enemigos. Ahora que se acerca el calor, muchos pies tienden a sudar más, y en exceso esta humedad puede provocar la aparición de diversas patologías.

Así afecta la humedad a los pies

Una excesiva sudoración en los pies, no secarlos correctamente después de lavarlos o de la ducha, una mayor humedad por el uso de un calzado inadecuado, trabajar en entornos húmedos o los contagios en los vestuarios de gimnasios o piscinas, por ejemplo, son situaciones que pueden favorecer la aparición de hongos.

Los pies son más propensos a sufrir infecciones como los hongos, pie de atleta, erupciones cutáneas, e incluso virus como las verrugas, por ejemplo. Puede tratarse de síntomas leves, o llegar a afectar en la rutina diaria con grandes molestias.

Cómo proteger a los pies de la humedad

Lo primero a tener en cuenta, es que el exceso de sudor en los pies puede deberse a un problema de hipersudoración, por lo que es importante visitar al podólogo para poder valorar si los pies se encuentran en buen estado de salud. Además, hay algunas recomendaciones básicas que pueden ayudar a mantener a los pies alejados de la humedad:

  • Utilizar un calzado amplio y transpirable. Los pies no deben estar oprimidos.
  • Usar calcetines de algodón.
  • Cambiar cada día de calzado.
  • Mantener las uñas bien cortadas y limpias.

En caso de sospecha de padecer hongos en los pies, es fundamental lavar el calzado y los calcetines antes y después de su uso.

En la Clínica Podosalud vemos cómo cada vez son más las personas que sufren de hongos e infecciones por un exceso de humedad en los pies. Por eso, toda esta información es clave para cuidarlos de forma adecuada y prevenir así futuros problemas en los mismos.