Algo tan insignificante como el modo en que desgastamos los zapatos dice mucho de nosotros. Sobre todo, aporta mucha información relacionada con el modo en que caminamos. En cualquier clínica podológica en Madrid podrán sacar muchas conclusiones con las deformidades que se van generando en nuestro calzado con el paso del tiempo y el uso del mismo. Resulta evidente que la calidad del calzado también determinará el modo en el que se produce dicho desgaste. Es cierto que el buen calzado tarda más tiempo en deteriorarse, pero también lo es que el desgaste en sí mismo está relacionado con nuestra forma de caminar.

Desde la Clínica PodoSalud te contamos todo lo que debes saber sobre el desgaste del calzado.

  • No es normal que el calzado comience a deteriorarse tras sólo unos meses de uso, de producirse este fenómeno podríamos estar ante alguna alteración de la pisada.
  • Además, no es recomendable utilizar el calzado que cuenta con un importante nivel de desgaste en la suela o del tacón. En estos casos, lo más adecuado será llevar el calzado al zapatero para que nos ponga una nueva suela o tapa. Resulta el método más adecuado de evitar lesiones y malos hábitos en la pisada.
  • Cuando el desgaste se produce por la parte interna estaremos ante el indicador de que ese calzado no es el más adecuado para ti. Siempre puedes consultarlo con tu podólogo para que te indique qué tipo de calzado será más recomendable para tu caso en concreto.

En nuestra clínica podológica en Madrid sabemos bien que cuando se produce alguna alteración en la pisada el desgaste de los zapatos será diferente. La zona más afectada por el desgaste en un pie normal será por la zona media del talón hacia el exterior. Si el desgaste se produce por el borde lateral, desde la zona central hacia el interior, es posible que el propietario de ese calzado tenga pies planos. En un pie cavo la suela se desgasta más rápidamente a la altura del talón por la zona posterior externa. Finalmente, si tienes un pie zambo, notarás un mayor desgaste en la suela por el borde externo.