Una de las patologías más comunes que aparecen en los pies son las verrugas plantares. Como especialistas en podología y cirugía del pie en Madrid, somos conscientes de que existe un gran desconocimiento sobre este problema. De hecho, es habitual confundirlo con otro tipo de afecciones como los callos o los helomas, entre otros. Por eso, queremos explicar qué son exactamente y cuál es la principal causa por la que aparecen.

¿Qué son las verrugas plantares y por qué aparecen?

Lo primero que debe quedar claro, es que las verrugas plantares son una infección vírica. ¿Qué significa esto? Que no se trata de durezas o lesiones producidas por la fricción o el roce como las callosidades. Hablamos así de una infección vírica provocada por el virus del papiloma humano o VPH. Este llega a las primeras capas de la piel, la epidermis y la dermis, a través de pequeños cortes y otros puntos débiles que se encuentran en la parte inferior del pie, y nunca alcanza las capas más profundas.

Este tipo de verrugas se identifican por su apariencia. Se trata de pequeños bultos que aparecen sobre todo en la zona de los talones o en aquellos puntos que soportan más peso. La presión puede hacer incluso que crezcan hacia adentro. Su aspecto es similar al de una coliflor, tienen diferentes tamaños y los síntomas más significativos son:

  • Aparición de bultos pequeños, rugosos y granulosos en la planta del pie.
  • Piel engrosada y dura, similar a una callosidad.
  • Puntitos negros.
  • Dolor y sensibilidad al caminar o estar de pie.
  • Dolor al pellizcar.

Existen verrugas plantares de varios tipos y siempre se producen por contacto directo al entrar el contacto el pie con el virus mediante heridas o grietas. Su periodo de incubación es de entre 1 y 6 meses, aproximadamente, y factores como el calor, la humedad o un sistema inmunológico debilitado, así como la falta de higiene, pueden potenciar la acción del virus.

En la Clínica Podosalud recomendamos siempre ante la duda, acudir a un podólogo de confianza para determinar el diagnóstico y ofrecer el tratamiento más adecuado para cada caso.