¿Te estés entrenando para la última carrera del año? En ese caso, esto te interesa. Vamos a ofrecerte unas recomendaciones sobre cómo cuidar tus pies después de la San Silvestre. En estas nuevas líneas de nuestro blog, vas a encontrarte con una serie de consejos muy útiles, tanto si eres un experto corredor como si solo eres un aficionado que practica este deporte de manera esporádica.

Aunque no sea una maratón, la San Silvestre es una prueba exigente, con una distancia bastante importante (las hay que rondan los 10 kilómetros) y que requiere de un entrenamiento previo. En cualquier caso, tus pies notarán el esfuerzo, independientemente del tiempo que tardemos en completar la carrera.

En un artículo anterior en este mismo espacio ya os acercamos 5 razones para ir al podólogo. Una de ellas tenía que ver con la práctica deportiva. Si eres asiduo, las sobrecargas en pies, rodillas o cadera no te serán ajenas, ¿verdad? Nos cuidamos los pies para que el resto de articulaciones también respondan a las mil maravillas.

Útiles consejos para cuidar tus pies después de la San Silvestre

Toma nota de estas recomendaciones que hemos recopilado para ti. Estamos convencidos de que te van a ayudar en tu recuperación tras la San Silvestre:

  • Baños fríos. Durante las siguientes 24 horas, y sobre todo si eres un corredor esporádico, sería conveniente que tomaras baños fríos para poder bajar la inflamación. Lo normal es que con esto sea suficiente, pero en casos muy extremos, se pueden alargar durante una semana. Si no tienes tiempo, existen cremas de efecto frío también uy efectivas.
  • El descanso y poner los pies en alto te puede ayudar a mejorar la descongestión venosa. También son efectivos los masajes de drenaje para prevenir y evitar cualquier edema que se pudiera generar.
  • Rozaduras y ampollas. Son muy habituales entre corredores noveles o entre aquellos que estrenan calzado o calcetines. Si quieres cuidar tus pies después de la San Silvestre es importante que vigiles de cerca estas heridas. Además, las callosidades tienen que ser analizadas y eliminadas por un profesional.
  • Es a partir del segundo o tercer día cuando las lesiones más importantes pueden aparecer. Explora de manera cuidadosa tus pies. Si sufrieras algún tipo de inconveniente, lo ideal es acudir a tu podólogo para evitar que se extienda.
  • Prevención. El último consejo que vamos a darte para cuidar tus pies después de la San Silvestre es que apuestes por la prevención como método más eficaz para evitar lesiones futuras y, de paso, optimizar tu rendimiento.