¿Te has parado a pensar por qué salen los juanetes? ¿Cuáles son las principales causas que general este problema? Si tienes interés, si te gustaría prevenir su aparición o saber por qué te ha ocurrido para no repetir errores en el futuro, te aconsejamos que no te pierdas estas nuevas líneas de nuestro blog. ¡Comenzamos!

Un buen asesoramiento y la ayuda de especialistas son dos elementos fundamentales para minimizar el riesgo de padecer este inconveniente. Ponte en manos de profesionales ante cualquier síntoma y no te arrepentirás. En nuestra clínica vas a encontrar los mejores expertos en podología. No te lo pienses dos veces.

Como sabrás, el juanete (Hallux valgus) es básicamente un dedo deformado a causa de una desviación en el metatarso de los dedos de los pies, principalmente en el dedo gordo. Esta situación produce una protuberancia en el hueso que queda recubierta por la piel y cuyo resultado es una forma abultada. Decimos que habitualmente se da en el dedo gordo, aunque también puede tener lugar en el más pequeño. No en vano, son los dos que más contacto tienen con el calzado y los más propensos a padecer este inconveniente.

La presión incorrecta y de forma continua sobre estos huesos provocan su posterior deformación, generando dolor al paciente. De hecho, si no se tratan en etapas tempranas, los episodios de dolor pueden ir a más junto con otras consecuencias, como puede ser la irritación local de la zona.

Entre las causas más comunes sobre por qué salen los juanetes, en primer lugar, tenemos que hablar de factores hereditarios. Los hijos de padres o con parientes cercanos que padezcan este problema, es muy probable que también los vayan a sufrir. Además, tienen que saber que las mujeres cuentan con un mayor riesgo de ser víctimas de este inconveniente.

En último lugar, diferentes problemas con el calzado pueden ser la causa de la aparición de este inconveniente. Así, el uso de zapatos excesivamente apretados, de una talla incorrecta o abusar del uso de tacones pueden servir como acelerador para la aparición de este problema.

Ahora que ya sabes por qué salen los juanetes, ¿por qué no empiezas a cuidar de la salud de tus pies de una forma integral y te pones en manos de especialistas? Te estamos esperando con los brazos abiertos.